González Santos, Corona

 

Laracha, 1875 – Vigo, 1972

Corona González fue una fotógrafa aficionada gallega que utilizó la cámara como medio de expresión durante veinticinco años, revelando gran sensibilidad, inquietud artística y maestría técnica. También practicó la escultura y la escritura, colaborando con diversas publicaciones en las que trató temas como la emigración o la educación de la mujer.

Corona González, Autorretrato, h. 1900-1910. Museo de Pontevedra.

González Santos, Corona

 

Corona González Santos nació el 10 de octubre de 1875 en la localidad coruñesa de A Laracha. Creció en el seno de una familia acomodada, formada por Faustino González Cobas, médico de profesión, y de Jesusa Santos Cervela, en la que fue la tercera de ocho hijos. La familia trasladó su residencia a la conocida como Vila do Adro, situada en la provincia de Pontevedra en la línea que separa los municipios de Mos y O Porriño, donde transcurrió la juventud de la autora.

En uno de sus paseos habituales por la localidad, Corona González Santos conoció a Ramón González Fernández, que había regresado a su Galicia natal en 1899, con quien se casó en septiembre del año siguiente en la Capela das Angustias en Santa María de Sanguiñeda (Mos). Aunque él había nacido en Ribadeo en 1856, donde estudió Náutica y Comercio, a los quince años marchó a Sudamérica y se estableció en Argentina, en Buenos Aires primero y en Rosario después, donde acumuló una gran fortuna como comerciante. Tras el enlace, la pareja eligió París como destino del viaje de boda, ya que por aquellas fechas se estaba celebrando la gran Exposición Universal, en la que la estadounidense Frances Benjamin Johnston comisarió una muestra que reunía la obra de más de veinte fotógrafas americanas. Y probablemente, fue la visita a dicha exposición la que despertó el interés de Corona González por este nuevo arte y fue en la capital francesa donde adquirió su primera cámara (una Gaumont, modelo Block-System Carrée).

El matrimonio destacó por su labor filantrópica y de mecenazgo, de gran trascendencia social y cultural tanto en Ribadeo como en O Porriño. Financiaron diversas construcciones religiosas y civiles, así como la celebración de fiestas patronales, subvencionaron clases e instrumentos musicales del Ateneo, concedieron becas a estudiantes sin recursos y contribuyeron a auxiliar a las gentes de la zona más afectadas por diversos infortunios. Como muestra de reconocimiento y agradecimiento por todo ello, el Concello de Ribadeo los nombró Hijo Predilecto e Hija Adoptiva, en 1922 y 1926 respectivamente.

Corona González era una mujer instruida, con conciencia social e interesada en todo tipo de actividades creativas. Practicó disciplinas como la escritura y la escultura en barro o cemento, pero, a partir de 1900 fue la fotografía la que ocupó un lugar más destacado entre sus aficiones. Aunque se desconoce cómo fue la formación de la autora, es probable que fuese fundamentalmente autodidacta, aunque también pudieron colaborar en su instrucción los fotógrafos Benito Prieto (amigo y profesional con estudio propio destacado en Ribadeo) y Pedro Cima (también amigo y fotógrafo residente en Buenos Aires, a quien el matrimonio visitó en varias ocasiones), especialmente en lo que se refiere a las tareas de laboratorio.

Así, gracias a su posición económica y su sensibilidad e inquietud artística, Corona González se dedicó a la fotografía de manera no profesional y, como la mayor parte de las fotógrafas aficionadas, encontró en su entorno más próximo los asuntos y los modelos que predominan en su producción. Por un lado, encontramos numerosos retratos de familiares y amigos, muchos de ellos de protagonismo infantil o femenino, en los que destaca la variedad de tomas, composiciones y escenarios, siempre cotidianos y con iluminación natural. Y por otro, se conserva también un nutrido grupo de obras en las que la autora fotografió paisajes del entorno en el que vivió o los lugares que visitó, entre los que encontramos escenas agrícolas o marítimas, así como imágenes de un carácter más social o documental, por ejemplo, algunas en las que reproduce representaciones teatrales, como las que aparecieron publicadas en la revista Vida gallega. Durante los años veinte, también publicó varios artículos en el semanario A Nosa Terra, de carácter reivindicativo y firmados desde ciudades como París, Londres o Río de Janeiro, en los que predominan temas como la emigración, la defensa de la lengua gallega o la necesidad de educar a las mujeres. Muestra de ello es el titulado Pros país que teñen fillas, en el que afirma que: «É necesario enseñar ás mulleres a traballar para ser independentes e facerlles comprender que non é necesario o casamento, nen ser monxa, para ser feliz neste mundo. Só poden adquirir a súa independencia por medio do traballo, e o día en que as nosas mulleres podan gañar a vida sin precisar de ninguén, terán independencia de carácter e poderán casarse, ou non, sin ter medo a quedar solteiras pois non precisan de ninguén que as manteña».

La autora enviudó en diciembre de 1925 y, con el tiempo, tanto su práctica fotográfica como su presencia en los medios de comunicación fue disminuyendo, aunque no tanto su actividad altruista. Al inicio de la Guerra Civil, cuando tenía más de sesenta años, ingresó en la Cruz Roja como enfermera auxiliar en el Hospital Militar de Evacuación de Bella Vista, y durante los años siguientes continuó colaborando en distintos ámbitos de cooperación.

Corona González Santos falleció el 11 de mayo de 1972 en la ciudad de Vigo, a los 96 años, y fue enterrada en el cementerio de Pereiró, hasta que en mayo de 1983 sus cenizas fueron trasladadas al panteón que había ordenado construir en la Igrexa da Orde Franciscana Terciaria de Ribadeo, donde descansan también los restos de su marido.

Blanca Torralba Gállego, Universidad de Zaragoza, abril 2021

 

 

 

CASTRO, C. “Corona González Santos e Ramón González. Un matrimonio de mecenas”, CROA: boletín da Asociación de Amigos do Museo do Castro de Viladonga, 25, 2015, pp. 96-101.

CID GALANTE, R. M.ª, “Grao de participación da muller ourensá en movementos asociativos, políticos e reivindicativos (1920-1936)”, Minius, 14, 2006, pp. 57-72.

MARCO, A., As precursoras, A Coruña, La Voz de Galicia, 1993.

PADÍN OGANDO, F., “CORONA GONZÁLEZ SANTOS (1875-1972)”, https://www.fotografaspioneiras.com/index.php/2018/05/07/corona-gonzalez-santos-1875-1972/#s10 (consulta: 25/03/2021).

RIOS BERGANTINHOS, N., A mulher no nacionalismo galego (1900-1936). Ideologia e realidade, Santiago, Laiovento, 2001.

“Bodas”, El Áncora: Diario Católico de Pontevedra, 941, 26/09/1900, p. 3.

“Correo de Galicia”, El Áncora: Diario Católico de Pontevedra, 955, 12/10/1900, p. 2.

“El arte y la belleza”, Vida gallega: ilustración regional, Año VI, Volumen IV, Número 50, 10/01/1914.

GONZÁLEZ, C., “Para os pais que teñen fillas”, A Nosa Terra, 01/04/1927, p. 9.

“Hospital Militar de Evacuación de Bella vista”, El Pueblo Gallego, 07/04/1937, p. 3.